Un domingo en Koh Phangan intentaba comprar mi pasaje de regreso a Argentina luego de casi un año de viaje.

Podríamos pensar que después de 11 meses comprando vuelos y viajando esto sería un simple trámite que, con tanta experiencia se haría por sí solo pero amigos esto no fue así.

Comprar mi pasaje para volver no fue tan sencillo como comprar todos los otros pasajes que compré, y esto tiene que ver con la cabeza, sí como lees, volver después de un año fuera no era tan sencillo.

En principio me costó mucho decidirlo y cuando la decisión estaba tomada no pude irme tan rápido, entonces decidí crear un puente y así fue como saqué un pasaje de Tailandia a Barcelona, para pasar un tiempo allí y luego de Barcelona a Buenos Aires.

(Esto de crear puentes frente a la imposibilidad de caer de repente en un sitio lo recomiendo)

Pero volvamos a aquél domingo en Koh Phangan cuando ya tenía el pasaje de Bangkok a Barcelona y tenía que comprar el de Barcelona a Argentina.

 

Como todos sabrán hace un tiempo largaron vuelos low cost Barcelona-Buenos Aires, por eso buscaba vuelos en Iberia (la única compañía low cost, Bs As-Barcelona), como quería estar  más o menos un mes en Barcelona y el primero de julio tenía un evento al cual quería asistir en Madrid, buscaba vuelo de regreso para principios de julio.

Ahí fue cuando me puse a buscar vuelos, el más económico que encontré fue para el 4 de julio, lo  intenté sacar y la página me marcó “error de conexión”, volví a ingresar y ese ya no estaba pero encontré otro para el 6 de julio que también me convenía, lo intenté sacar y me dio “error de conexión”, volví a buscar ya no encontré nada que me convenga y decidí esperar al martes o miércoles que siempre los vuelos están un poco más baratos.

Mi cabeza estaba un poco bloqueada y a esto me refiero cuando digo que no era un simple tramite, era: VOLVER a casa.

Pasó el martes, llegó el miércoles y me entró el apuro, no quería que llegara el fin de semana y me vuelvan a subir los precios.

Entonces empecé a buscar vuelos nuevamente y encontré uno para el 17 de julio, me convenía en precio lo único es que se me iba mucho tiempo pero no había otro que me convenga entonces, lo compré, por fin tenía vuelo de regreso a Argentina el 17 de julio.

Después de esto saqué la entrada para el evento del primero de julio, compré los pasajes de Barcelona a Madrid ida y vuelta, saqué el alojamiento en Barcelona hasta el 17 de julio y todo venía súper.

Hasta que un día mi hermana me preguntó qué día llegaba a Bs As para ver si me podía ir a buscar al aeropuerto a lo que le contesté sábado 17 de julio y me dice que ese día no existe, que es sábado 17 de junio o lunes 17 de julio, casi me agarra un ataque al estar segura que el número 17 y el día sábado figuraban en el pasaje.

Así que no quedaba otra que haberme confundido de mes, no sé a quién se le ocurre inventar dos meses tan parecidos junio/julio solo una letra de diferencia, está hecho apropósito para que uno se confunda al sacar pasajes de avión jeje.

Cuestión que mi miedo se materializó y efectivamente me había confundido en sacar el pasaje, mi vuelo de regreso era para el 17 de junio, entré en crisis, cuando crees que ya tenés todo organizado y controlado y de golpe se desmorona todo, la primer reacción es la crisis.

Intenté cambiar el pasaje (era la opción más fácil y rápida) pero, me salía casi más caro que comprar uno nuevo, dejé pasar un poco de tiempo y me mentalicé de que volver el 17 de junio sería la mejor opción.

Entonces comencé a reorganizar todo eso que ya tenia organizado (devolver la entrada al congreso, los pasajes a Madrid y reducir el alojamiento en Barcelona), por suerte no tuve mayores problemas y todo fluyó, pero a esa altura ya estaba cansada de organizar y desorganizar entonces todo pesaba más.

Cómo me confundí no lo sé, algunos dicen que fue mi inconsciente, que ya tenía ganas de volver y de esa manera un acto fallido me hizo comprar el pasaje un mes antes, de ser así le agradezco a mi inconsciente que actúe con actos fallidos cuando manda mi cabeza en vez de mi corazón.

O quizás alguien lo hizo mientras yo dormía…

Cuestión que ya estaba todo encaminado nuevamente, volé  a Barcelona y comencé a disfrutar de esa hermosa ciudad.

Hasta el día en que me llegó el resumen de la tarjeta de crédito, yo no sé exactamente cuánto me tiene que venir cada mes pero tengo una leve idea de las compras que hice y de cuánto me puede llegar a venir en el resumen.

En mi cabeza rondaba una cifra de al rededor de mil euros y simplemente me llegó una cifra de alrededor de dos mil euros, nada más y nada menos que se duplicó.

Casi infarto de nuevo, voy al resumen y me encuentro con la sorpresa de que se me habían facturado los otros dos vuelos que había sacado ese domingo renegada (para el 4 y 6 de julio) y entonces casi volví a infartar por tercera vez.

Ahí comenzaron los problemas, bueno tampoco para tanto, pero estar lejos, sin que funcione el celular, no saber a dónde llamar etc.

La cuestión es que llamé a Iberia, aparentemente me dijeron que lo solucionaban y que vuelva a llamar en dos días, volví a llamar y me dijeron que no había solución que esos vuelos estaban comprados, y que como eran para fechas distintas no había manera de corroborar que había sido error de ellos por eso no podían reembolsarme el total de los vuelos.

Y todos sabemos que el reembolso de un vuelo tan económico es casi mínimo o inexistente. Entonces casi vuelvo a infartar creo que por 4ta vez, la verdad que resignarme a perder mil euros no me  parecía.

Se me prendió la lamparita, esas cosas que no sabés por qué aparecen en tu cabeza, fui al homebanking de visa y denuncié la compra, al mismo tiempo mi mamá desde argentina llamó a iberia y fue mil y una vez al banco.

Cuestión que me reembolsaron el total de los vuelos, no sé cuál de todas estas cosas fue la que tuvo más peso, yo creo que la denuncia de visa.

Conclusión y aprendizajes.

  • Cuando ponés los datos de la tarjeta de crédito en una compra online por más que de error la página, corroborá que el pago no se haya hecho, buscá en el resumen de la tarjeta o llama a la empresa con la cual estás interactuando.
  • Si te ocurre cómo a mi que se te pasó, primero reclamá a la empresa para que te hagan el reembolso, sino te lo hacen denunciá la compra (creo que no pueden pasar más de 30 días para hacerlo).
  • No te rindas la primera vez que te dicen que no hay solución.
  • En mi caso el mayor problema fue que el resumen de la tarjeta ya estaba cerrado, entonces el reembolso entraba para el mes próximo. El problema era que si no pagaba esos mil euros el mes próximo me cobraban intereses entonces existe una opción que se llama stop debit, eso lo hacen desde el banco, pagas por ventanilla solo lo que te corresponde y así evitás que te cobren los intereses por pagar el mínimo.

A veces el cansancio y los problemas psicológicos que uno tiene se ven reflejado en estas macanas que uno se manda jaja. Pero más allá de eso el último mes en Barcelona fue increíble, lo disfruté muchísimo.

Respecto a los vuelos low cost de Iberia los súper recomiendo, el horario es genial porque viajas durante la noche, son solo 13 horas y me miré varias películas mientras viajaba.

Ahora ya estoy en mis pagos y próximamente ya hablaré sobre esto de volver.

¿Alguna vez te pasó algo similar? Contame que no me quiero sentir tan idiota jajajaj